agosto 02, 2013

UN ZULIANO Y UN RELOJ DE ORO PARA EL GENERAL GOMEZ. 1927


   El sitio es Ginebra y el ambiente una famosa Escuela de Relojería, notable y reconocida, por sus cronómetros. Un venezolano en ese mundo de alta tecnología, es la nota, con pulso fino y preciso en impecables realizaciones que lo lleva a elaborar una pieza de bolsillo, en oro de alto quilataje para la primera autoridad de su país, Venezuela. Así Salvador Arrieta le rinde tributo a   Juan Vicente Gómez en un aniversario de la batalla de Carabobo.

   
  Este coterráneo era una figura en la colonia venezolana como alumno aventajado en el famoso centro de cronometría. Nacido en Maracaibo en 1908 allí murió el 15 de mayo de 1971. El Diccionario General del Zulia  anota que fue enviado por su padre, Salvador Cupello, en 1923, a estudiar en la Ecole du Hautes Etudes D’Horlogerie de Géneve donde presentó en 1927 dos relojes  diseñados y fabricados para optar al título de relojero, orgulloso de ser el primer venezolano que lograba tal hazaña.

   Al regresar a Venezuela Salvador Arrieta obsequió uno al general Gómez, el otro está en poder del doctor Orlando Arrieta. El dictador cedió la increíble joya al Secretario de la Presidencia, el médico y antropólogo Rafael Requena, autor de la obra Vestigios de las Atlántida y artífice de una de las más completas y didácticas colecciones arqueológicas. A su muerte en 1947,  el fino reloj pasó a la sucesión y aunque el padre del creador de la prenda, Salvador Cupello, le hizo un seguimiento no logró adquirirlo.

   Este era de Calabria (Italia) y trasladado a América en 1900, se estableció en Maracaibo, donde fundó y dirigió una empresa de venta de joyas  y más tarde su propia joyería cerca de la Plaza Baralt, frente al templo de San Francisco, siendo también agente internacional de los reconocidos relojes Porvenir y Zerna. Reconocido Salvador Arrieta como su hijo, lo educó y lo envió al exterior.

   No sabemos si las dos alhajas del grado académico son exactamente iguales, pero la que perteneció al general Gómez, es de oro de 22 kilates, tiene  en el anverso y donde tradicionalmente va el nombre de marca registrada, lo siguiente: Ecole D’Horlogierie. Géneve. S. Arrieta, y en el reverso de la primera chapa, impresionante, el Escudo de Venezuela, en  esmalte, a colores y en la segunda cubierta lo siguiente: “Al Ilustre General Juan Vicente Gómez, Reformador de Venezuela, respetuosamente dedico este mi primer trabajo de relojería. Ecole D’Horlogerie, Géneve, XXIV–VII–MCMXXVII… Salvador ARRIETA, de Maracaibo”. ¡Qué maravilla!


Rafael Ramón Castellanos




No hay comentarios: